Estudiar como posiciona la competencia

Antes de decidir la estrategia de posicionamiento y las palabras clave para llevar a cabo este posicionamiento web, lo que nos dicta el sentido común es estudiar como ha posicionado nuestra competencia directa. Para webs nuevas recomendamos estudiar la competencia incluso antes de plantear la estructura de la web, ya que nos interesará potenciar determinadas páginas principales enlazadas desde otras secundarias.

Podemos comenzar haciendo una lista de las palabras clave o frase clave por las que en un principio estamos interesados en posicionar en los primeros puestos. Con esta lista nos vamos a los buscadores donde queremos aparecer; actualmente nosotros hacemos las pruebas en Google, Yahoo y Live.

De los resultados obtenidos de las primeras posiciones hacemos una lista de la URL de los sitios web de la competencia. Con esta lista podemos hacer las siguientes tareas que nos darán una información muy relevante:

1) Echar un vistazo a la web prestando especial atención a la estructura, tecnología empleada, seriedad de la información… para hacernos una idea general del sitio web.

2) Contablizar los enlaces externos desde otras web. En este punto hay que tener en cuenta el número de enlaces, el tipo de enlace, las palabras por las que enlazan, la importancia de la web desde la que enlaza…

3) Con la información recopilada en el punto anterior debemos tomar una decisión importante que marcará la proyección de nuestra web: intentar posicionar por las palabras o frases clave más comunes que han utilizado nuestra competencia; o buscar otros términos secundarios por los que nos sería menos costoso conseguir un buen posicionamiento en los primeros puestos.

El parámetro que más peso tendrá en este dilema es los recursos con los que contemos en ese momento: conocimientos de posicionamiento, personal que nos ayude…

Otro factor de mucho peso es el tiempo de que dispongamos para llegar a las primeras posiciones. Dependiendo del sector, conseguir un posicionamiento natural puede llevar desde unos pocos meses a un año. También debemos tener en cuenta que los algoritmos de los buscadores dan más importancia a los dominios más antiguos y que han llegado a los primeros puestos progresivamente. Si hay “prisa” siempre se puede combinar con un posicionamiento de pago.

A partir de aquí os pueden ayudar los tutoriales y herramientas que hay en esta web y otras.